ENTREVISTA A COLON NÚÑEZ de la Academia NTT

Sábado, 08 de Febrero de 2014
“Emilio Gómez era muy tranquilo, dócil, escuchaba lo que uno le decía. Era muy “coachable”  Colón Nuñez, entrenador.
Colón Núñez, reconocido entrenador ecuatoriano y dueño de su propia academia en Miami estuvo en Guayaquil y durante el fin de semana de la serie de Copa Davis entre Ecuador y Venezuela tuvo la oportunidad de ver los partidos de Emilio Gómez a quien conoce desde muy pequeño.
 
Núñez tiene más 35 años como entrenador y por su academia pasaron jugadores como Andrés Gómez, Michael Chang, Fernando González, Nicolás Lapentti y otras grandes figuras del tenis mundial. 
 
Emilio también pasó por la academia de Colón, en Miami: “Cuando Andrés se retiró  empezó a llevar a los chicos durante los veranos y entrenaban conmigo de seis a ocho semanas. Emilio mostró ser bastante cauteloso con lo que estaba haciendo”, recuerda Núñez. “Tenía un buen revés paralelo pero ahora, le dicen, “lo está fallando”, Era su arma desde chiquito y el saque. La última vez que lo vi sacó muy bien contra Garín en la serie en la que Ecuador enfrentó a Chile”, señaló Núñez.
 
Sobre la decisión de Emilio Gómez de haber ido a la universidad comentó “Le hizo bien, creo que le sirvió para mejorar el juego de ataque, aprendió cuándo hay que presionar e ir para adelante, hasta la net”; aunque considera un tema delicado el “tenis universitario” porque tiene cosas buenas y otras malas. "Una de las cosas buenas es que el chico obtiene una profesión y es una opción en caso de que no le funcione el tenis. Es favorable para los padres sobretodo si va con una beca”. Por otro lado, en la universidad, se mantiene un límite y, en algunos aspectos, no es tan bueno. “Son pocos los universitarios que juegan un alto nivel. Quizás para los sudamericanos es lo mejor, porque los ayuda a madurar”, asegura.
 
Colón recuerda que a Emilio le entusiasmaba mucho jugar y,  no solamente admiraba a su padre, sino también a su hermano mayor Juan Andrés. Era muy tranquilo, dócil, escuchaba lo que uno le decía. Era muy “coachable” (sic), cualidades que considera muy importantes pues, según él, los jugadores de tenis suelen tener un ego grande.
 
Sobre el momento que está viviendo la raqueta número uno de Ecuador expresó: “Está jugando nivel Challengers, es una etapa crítica, tiene que romper pronto esa barrera. No es bueno quedarse mucho tiempo en ese nivel. Él tiene que ver cómo se está preparando psicológicamente para aguantar todo eso. Debería agarrar un ranking para meterse en un par de qualys de Grand Slam para que experimente otro entorno. Ahí dan un trato diferente a los jugadores y eso hace que se entusiasmen más”. Y añadió: “Se que está viajando con un grupo, es decir, él no es la “estrella”, eso le ayudará a “pasar el río”. Después viene una etapa en que la que el tenis es muy individual”.

Colón también opinó sobre la falta de más “figuras” en el tenis estadounidense y explicó que la USTA (Asociación de Tenis de los Estados Unidos) invierte en un jugador entre 70 y 80 mil dólares anuales por dos o tres años y, al final, el chico opta por la universidad y no se dedica a jugar tenis profesional. Núñez se refirió a su hijo Eric, que jugó tenis profesional y actualmente es entrenador y director de uno de los programas nacionales para tenistas de 16 años. Con él, que vive esta realidad desde adentro, ha analizado los efectos de la práctica de tenis universitario en los Estados Unidos de Norteamérica.
 
Acerca  del desarrollo del tenis estadounidense, en general, acotó que los torneos Futuros de la Florida son los más fuertes de su categoría. “Se juegan en una época en que hace mucho frío en Europa y en el norte de  EEUU y en  Sudamérica no hay tantos torneos. Muchos llegan a Florida desde todas partes del mundo para jugar y competir con buen clima. Son muy competitivos”.
 
Finalmente, para Núñez lo más importante es que los jugadores “gocen” porque el tenis es un deporte cruel.  “En cada punto pones el ego y duelen las derrotas”.

“Le digo a mis alumnos que no tienen que pensar:”Hoy gané, soy lo máximo”, ó “Perdí, soy lo último”  ¡No se presionen, gocen!”

 
Ver listado comleto »
 
Encuesta
Quieres ganarte una BECA de estudios en USA


Ver resultados »